8 Formas para reducir comportamientos de búsqueda de atención de tus hijos

llamar-la-atencion

Sapos y Princesas, 24/07/2018

En la calle, en el supermercado, en el colegio, en todas partes hay padres que reciben atención y alabanzas por lo bien que se portan sus hijos. Pero también hay padres que reciben atención por lo contrario, hijos que están constantemente pidiendo atención y que además lo hacen en los momentos más inoportunos. Te damos algunos consejos para que reduzcas este comportamiento de búsqueda de atención.

Algunas de las formas de llamar atención de los hijos son:

  • Fingir que están enfermos para recibir más atención.
  • Actuar o reaccionar de forma dramática.
  • Causar daño a otros para luego rescatarlos y ser un héroe.
  • Erigirse como líder para recibir atención y que otros hagan lo que él dice.
  • Poner a uno de sus padres en contra del otro.
  • Hacer como que está muy ocupado y que todo lo que hace es importante para sorprender a los demás cuando le da tiempo a hacer todo.
  • Hacerse la víctima con las cosas más nimias.

Si detectas alguno de estos comportamientos en tus hijos probablemente sea porque sienten que les falta algo y creen que sólo importan cuando llaman la atención. Sigue estos pasos para redirigir la búsqueda negativa a actitudes más positivas.

1. Busca la causa

Pregúntate por qué tu hijo está actuando de esta manera tan poco civilizada. Una de las causas más frecuentes es que los sólo consiguen 7 minutos de atención al día con sus padres. Otra es que se sienten descorazonados por algo. Cualquiera que sea la causa, si persiste el comportamiento, tu hijo podría terminar desarrollando características abusivas.

2. Anima a tu hijo

Dale siempre palabras positivas. Recuérdale cada cierto tiempo lo especial que es y lo que significa para tí. No te olvides de decirle todos los días que le quieres y que es importante en tu vida. Alaba las cosas que hace bien, sobre todo si las ha hecho sin necesidad de que se lo digas. Céntrate en las cosas buenas que hace, en lugar de en las negativas. Si le das atención por lo positivo, repetirá ese comportamiento para conseguirla.

3. Dedica tiempo para tu hijo a diario

Juega con él, da un paseo, llévale al parque, lee con él todos los días. Asegúrate de que varios días a la semana haceis al menos una comida todos juntos con las tecnologías apagadas.

4. Hazle participar en actividades contigo

Incorpora las tareas del hogar a la rutina familiar. Anímale a que friegue contigo, te ayude con la colada o recoja sus cosas y haz estas tareas de forma divertida. Es una manera de dedicarle tiempo, de enseñarle destrezas y de hacer cosas que de otra manera no tendrías tiempo de hacer.

5. Planifica el tiempo juntos

A largo plazo, hazle caso cuando propongan un plan de fin de semana y cumplelo. Planifícalo con él y haz que lleve las riendas del plan. A corto plazo, pídele que esperen 15 minutos mientras haces algo. ponle un cronómetro para que vean cuánto tiempo queda. Cuando se cumpla el tiempo deben escoger ellos la siguiente actividad. De esta forma aprenden a esperar tu atención y a no depender de ti todo el rato.

6. Dale tiempo individual

Dale un rato todos los días para que juegue solo, puede ser en su habitación o en el cuarto de jugar, con las tecnologías apagadas. Es suficiente con 15-30 min, lo importante es que aprenda a entretenerse solo. Esto también le ayuda a identificar sus gustos y a construir su identidad. Aprender quién es él independientemente de su familia le dará seguridad en sí mismo y evitará que necesite mucha atención constante.

7. Abandona la culpa, pero no las reglas

Como padres somos responsables de educar a nuestros hijos, pero no de lo que nuestros hijos hacen con esa educación. Así que deja de sentirte culpable por el comportamiento de tu hijo y desarrolla reglas que tu hijo pueda seguir y que sean las mismas en cada situación. Es importante ser consistentes y no desesperar en el refuerzo de estas reglas.

8. Recuerda, responde, retira

  • Recuerda por qué tu hijo actúa de esta manera, así podrás responder con calma.
  • Responde haciendo ver a tu hijo tranquilamente que su comportamiento no es apropiado en ese momento.
  • Retira a tu hijo de esta situación hasta que se calme si no responde a tu aviso.

Con estos consejos conseguirás que tu hijo poco a poco se sienta más seguro y confiado y no busque atención de forma negativa. Recuerda que tu hijo necesita sentirse querido y apoyado para desarrollarse como persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: