5 Maneras de ayudar a los adolescentes a sentirse bien consigo mismos

adolescentes-en-otono

Sapos y princesas, El Mundo

La adolescencia es una etapa complicada, el colegio se vuelve más duro, hay que empezar a elegir opciones para una futura carrera profesional y para colmo, deben empezar a definir sus personalidades y su forma de ser para pasar a la vida adulta. Esto a muchos adolescentes les produce un aumento de ansiedad que hace que cuando lleguen a universitarios sean perfeccionistas que se miden contra estándares idealistas e imposibles de alcanzar. Por ello, es difícil para los adolescentes sentirse bien consigo mismos.

Un estudio de 2018 sugiere que la percepción que los adolescentes tienen de sí mismos juega un rol central en su bienestar emocional. Aunque hay otros aspectos que contribuyen a su bienestar, todo apunta a que sentirse bien les ayuda a conectar con otras personas y a beneficiarse de las oportunidades que les ofrece la vida.

Basándonos en esto, hemos recopilado cinco ideas para que puedas sugerir a tus adolescentes y ayudarles a mejorar su autoestima y así, empezar a sentirse bien consigo mismos:

1. Ejercicio físico

Una y otra vez, numerosas investigaciones han demostrado los beneficios del ejercicio físico sobre el cuerpo y la mente. Casi 40 estudios internacionales han determinado que sólo el ejercicio físico puede mejorar la autoestima de manera considerable, sobre todo si el ejercicio se realiza en espacios supervisados o dedicados al deporte.

Hay que tener en cuenta que la auto percepción de los adolescentes tiene mucho que ver con su sentido del atractivo físico, y el deporte ayuda a mantener una imagen bonita de su cuerpo. Así que debes animarle a realizar más ejercicio en el instituto y fuera de él, como por ejemplo deportes de equipo como el fútbol y baloncesto, entrenamiento de fuerza, correr, nadar, yoga, pilates, karate o incluso defensa personal.

Así, el adolescente no solo experimentará cambios en su cuerpo, sino también en su mente. Salir a hacer ejercicio hace que estén más fuertes, más sanos y que tengan más confianza en sí mismos.

2. Auto compasión (no autoestima)

La autoestima lleva irremediablemente a una evaluación de uno mismo, y eso trae el peligro de descubrir nuestros defectos y de verlos como algo insalvable. La auto compasión, en cambio, lleva a tratarse con amabilidad, apertura y aceptación y evita el estar concentrados en el resultado.

Está demostrado que practicar la auto compasión hace que uno acepte sus defectos, se dé cuenta de que los demás también tienen dificultades y de esta manera, uno se trata con la misma amabilidad que trata a los demás. Porque nadie es perfecto y nadie lo será nunca. Así que cuanto antes se acepten a sí mismos mejor les irá.

3. Evitar las comparaciones sociales

Un enfoque en la autoestima también lleva a compararse con otros. Y si los adolescentes ya sienten muchas veces (sin fundamento) que son el centro de atención, compararse con otros puede hacer que se enfoquen en buscar su identidad en relación con los que les rodean.

Y las redes sociales, como Instagram, no ayudan porque incitan a la comparación de vidas normales con fotografías preparadas tomadas en momentos ideales. Esto hace que empiece a haber estudios sobre la relación entre la depresión y la ansiedad adolescente con las redes sociales. Una alternativa sana a estas redes es la App Maverick, que conecta a los niños con modelos a imitar y les anima a explorar su creatividad. Y si no siempre está la opción de dejar de usar ocontrolar el uso de las redes sociales.

Esta comparación social también existe fuera de las redes sociales y el colegio es uno de esos sitios. Las notas públicas y las agrupaciones no respetan los errores naturales del proceso de aprendizaje ni el progreso individual de cada alumno. En este sentido, el colegio puede tomar algunas medidas para evitar la comparación social, como no hacer públicas las notas de cada alumno, ofrecer oportunidades para repasar y rehacer trabajos y reconocer los pequeños éxitos individuales.

aceptacion social

4. Aprovechar habilidades específicas

Muchos adolescentes se sienten mal consigo mismos porque les parece que no hacen bien lo que sus amigos hacen bien. Pero tienen sus propias fortalezas. Si averiguas los intereses y talentos de tus hijos podrás ayudarles a cultivarlos. Para ello, puedes buscar actividades centradas en sus habilidades y así conseguir que estén más confiados, capaces e inspirados.

5. Ayudar a otros (especialmente si son desconocidos)

Cuando los adolescentes ayudan a otros, se sienten mejor consigo mismosporque no piensan en sí mismos. Esto hace que sean más positivos. Para ayudarles con esto, apoya voluntariados y servicios comunitarios y aprovecha su interés por cambiar las cosas. También pueden trabajar con ONGs, de forma presencial o a distancia o simplemente hacer de profesores particulares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: